Dios se refiere a sus obras asombrosas y maravillosas para nosotros como seres humanos. Estas maravillas incluyen la creación de la vida, la naturaleza, la provisión para nuestras necesidades y la misericordia de Dios. Salmos. 77:14 .
Las maravillas de Dios están a nuestro alrededor y pueden ser vistas en la belleza de la naturaleza, en la creación de la vida y en el cuidado que Dios nos brinda. Salmos 111:2-4. También podemos ver las maravillas de Dios a través de las Escrituras y a través de la oración. Jueces 6:13 –14.

Dios nos ha dado sus maravillas como un recordatorio de su amor y cuidado. Estas maravillas nos ayudan a acercarnos a Dios, a reconocer su poder y su bondad. También nos ayudan a ver la belleza y el propósito de la vida. Daniel 4:3. Al observar la naturaleza podemos darnos cuenta de lo maravilloso que es Dios, los mares, ríos, cascadas, animales de diferentes tipos y color, el hermoso plumaje  de las aves y  la piel de los reptiles; incluso el organismo humano, cada parte de nuestro cuerpo tiene un propósito. Todo esto nos muestra una excelente obra que no pudo ser  producto de una explosión. Job 38:4-6. Él manifiesta su gloria en lo que ha hecho, y en lo que Él hace. Dios se revela a sí mismo. Dios es perfectamente completo en sí mismo. No necesita de nada que lo sostenga. ÉL mismo es la vida. Él es el todo en si mismo.