He aquí, Dios es el que me ayuda; el Señor está con los que sostienen mi vida. Salmos 54:4

 Bendecido día, Misión La Puerta Estrecha te invita a no vivir tan pendiente de todo lo que te rodea, ya que si las cosas no salen como quieres te inundan de diferentes sentimientos que lo único que hacen es robarte la paz que Dios quiere que mantengas en tu vida. el angustiarse o preocuparse al extremo no ayuda a resolver tus problemas, sino al contrario, suma más problemas. Ya que cuando se pierde la paz dejas que el problema gobierne tu vida, olvidándote que cuando buscas a Dios. Él te puede ayudar.