La Biblia es muy clara en que se da esta designación a Juan el Bautista porque él vino en el «espíritu y poder de Elías» (Lucas 1:17), no porque él era Elías en un sentido literal. Juan el Bautista es el precursor del Nuevo Testamento que endereza el camino para la llegada del Señor, tal como Elías llenaba ese papel en el Antiguo Testamento (y lo volverá a hacer en el futuro. Según:  Apocalipsis 11. La prueba de que este Juan el Bautista no era Elías  sino que tenia el espiritu de Elías; viene del mismo Juan. En el primer capítulo del Evangelio de Juan el Apóstol, Juan el Bautista se identifica como el Mensajero de Isaías 40:3, no como el Elías de Malaquías 3:1. Juan el Bautista incluso llega a negar en Juan 1:19-23 específicamente que él fuera Elías. Juan hizo por Jesús lo que Elías debía haber hecho para la venida del Señor, pero Jesús identificó a Juan el Bautista en su papel como Elías,  Hay una frase clave en la identificación de Jesús, de Juan el Bautista con Elías. Él dice, «Y si quieren aceptar mi palabra, Juan es el Elías que había de venir». En otras palabras, la identificación de Juan el Bautista como Elías no se basaba en él siendo Elías, sino en las respuestas de las personas a su papel. Para aquellos que estaban dispuestos a creer en Jesús, Juan el Bautista funcionó como Elías, Juan selló el ciclo de los profetas Mateo. 11:13. És de quien está escrito: “Yo estoy por enviar a mi mensajero delante de ti, el cual preparará tu camino”