¿Cómo lograr el perdón?

El perdón es una decisión voluntaria y consciente, a alguien que nos ha ofendido, y como resultado nos libera de sentimientos negativos, como el rencor, resentimiento, enojo, dolor, deseos de venganza y amargura. En este blog te daremos una guía de cómo perdonar aunque sabemos que a veces no es fácil, pero con la ayuda de Dios lo puedes lograr. Porque si perdonáis a los hombres sus ofensas, os perdonará también a vosotros vuestro Padre celestial.( Mateo 6:14).

El Perdón es el Antiséptico Espiritual, en Arameo Perdón Significa literalmente “Desatar”.

La Base de nuestra Sanidad y libertad es el Perdón, perdonar no significa Olvidar o justificar el daño que nos hicieron, sino aceptar lo que paso sin que duela, es dejar ir, no guardar rencor, o tener deseos de venganza, es Librar a una persona de un castigo o una obligación.

Perdonar a otros no es fácil. No es natural, nuestra respuesta natural es querer tomar venganza, odiar, sentir rencor, rabia. Pero Jesús perdonó a sus enemigos que lo crucificaron  antes de morir oró; ‘Padre, perdónalos, porque no saben lo que hacen’ (Lucas 23:34). Jesús es nuestro ejemplo de Perdón, como Cristianos Él vive en nuestro corazón y somos conscientes que el nos perdonó y dio su vida para liberarnos y sanarnos… Con su Perdón lo vamos a lograr.

Usemos ese mismo Perdón que Él  nos dio para poder perdonar a otros…amar a nuestros enemigos como Jesús nos ordenó que lo hiciéramos. Perdonar es olvidar una deuda o falta.

¿Quién gana ventaja cuando no perdono?

2 Corintios 2:10_11. Y al que vosotros perdonáis, yo también; porque también yo lo que he perdonado, si algo he perdonado, por vosotros lo he hecho en presencia de Cristo, 11 para que Satanás no gane ventaja alguna sobre nosotros; pues no ignoramos sus maquinaciones.

El Enemigo trae amargura, odio, resentimiento, dolor, exageración, obsesión, llanto, tristeza, soledad, aislamiento, y alimenta nuestro corazón con todo esto… haciendo que se nos endurezca el corazón.

La Amargura que viene por no perdonar, crea una herida  en nuestro corazón y contamina a la demás personas.

La Amargura que genera el no Perdonar, es comparada con una planta de raíz amarga que hace daño y envenena a la gente. Estamos a veces tan heridos que solo queremos contarle a las personas lo mal que se portó el que nos ofendió, y contamos con detalles todo sus malos tratos, y queremos que los demás sientan ese resentimiento en contra de esa persona,  queremos que también lo odien. De esta manera transmitimos amargura y contaminamos el corazón de los demás.

¿Qué sucede cuando no perdonó?

Mateo 18:32-35 32 Entonces, llamándole su señor, le dijo: Siervo malvado, toda aquella deuda te perdoné, porque me rogaste. 33 ¿No debías tú también tener misericordia de tu consiervo, como yo tuve misericordia de ti? 34 Entonces su señor, enojado, le entregó a los verdugos, hasta que pagase todo lo que le debía. 35 Así también mi Padre celestial hará con vosotros si no perdonáis de todo corazón cada uno a su hermano sus ofensas.

Cuando no perdonamos, somos torturados por el enemigo trayendo, enfermedades (dolores en el cuerpo, insomnio, vivimos en disgusto, sufrimiento, depresión, Sin perdón no hay paz mental, ni emocional.

¿Cómo puedo Perdonar?

  • Invite a Jesús en su Oración para que sea Él, quien le dé  su Perdón por esa persona o esas personas que va a perdonar, invite al Espíritu Santo para que revele que hay de verdad en su corazón en contra de esa persona Engañoso es el corazón, y pensamos que no hay nada en contra, pero él no muestra la condición de nuestro corazón.
  • Imagínese ahí a la persona (que le ofendió) y delante del Señor exprese todo lo que le ha dolido, como se está sintiendo por su falla, o falta, traición, abandono… exprese y saque todo eso que tiene ahí en su corazón que le está doliendo.
  • Saque todos esos sentimientos como  si fuera basura, y entrégale al Señor todo esa rabia, odio, amargura, resentimiento, deseos de venganza, todo anti perdón, anti amor, dureza de corazón, hipocresía, falsedad, indiferencia, apatía, tristeza, desilusión.
  • Vacié su corazón, entrégale toda expectativa que tenía con esa persona, que usted creía que le iba ser fiel, leal, que siempre le iba a amar, apoyar, cuidar, defender…
  • Reciba por fe del Perdón de Jesús para esa persona, que el mismo Perdón que usted había recibido para el perdón de sus pecados, sea el mismo que le va a entregar a la persona… imagínese dándole un regalo, un abrazo, un Te Perdono…
  • Libere a la persona de usted, desátela de toda palabra de maldición que usted había puesto sobre ella (que ha dicho o pensado de esa persona …que es mentirosa, infiel, etc.,), déjela libre en el nombre de Jesús.
  • y libérese usted de ella, libere su vida, de todo lo que le transmitió dolor, rechazo, frustración, desconfianza, desamor, frialdad, mentira, etc… y declárese libre en el nombre de Jesús.